facebook icon twitter icon googleplus icon

Teléfono 24h: 664 643 323
Atendemos urgencias 24h

Pulse para llamar

Más de 310 robos en viviendas cada día

Según los datos del recientemente publicado Informe de Criminalidad relativo al año 2015, elaborado por el Ministerio de Interior según datos recopilados por las diferentes policías que operan en el país durante el último año, a lo largo del año 2015 se produjeron en España una media de 310 robos con fuerza en el interior de viviendas cada día. Un total de 113.452 asaltos en viviendas se produjeron el pasado año, cifra que baja un 6% respecto al año anterior, 2014. No obstante, esta bajada porcentual de la criminalidad respecto a asaltos con fuerza en viviendas no es aplicable a todas las provincias, y ahí en Barcelona nos encontramos con un verdadero problema. El año pasado nuestra provincia encabezó el ranking como provincia con mayor número de robos en viviendas, nada menos que 16.367 asaltos en viviendas en tan sólo un año. De estos 16.367 robos en la provincia, 6.609 se dieron en la misma ciudad de Barcelona, representando ésto un aumento del 27,4% respecto al año 2014, en qué se había producido 5.189 robos. En las provincias costeras es donde mayor número de robos en viviendas se vienen produciendo en todo el país, con las únicas excepciones de Madrid (segunda provincia con más robos en viviendas sólo por detrás de Barcelona) y Toledo (con algo más de 3.000 robos en viviendas, tasa que ninguna provincia de interior iguala). Así, Alicante, Valencia, Murcia y Málaga siguen en el ranking de provincias con mayor número de robos, con la característica que muchos de los robos producidos en dichas provincias costeras se realizan en segundas residencias que restan vacantes la mayor parte del año, pues solo son utilizadas por sus propietarios en los calurosos meses de verano. Ante estas alarmantes cifras de robos, debemos tomar dos determinaciones claras, según tengamos una segunda residencia o sólo una primera vivienda.

Si tenemos la suerte de tener una segunda residencia en la que pasamos algunos agradables meses del año, es conveniente tomar una serie de precauciones muy sencillas que permitan aumentar la seguridad de la vivienda cuando nosotros no estemos en ella. Se trata de instalar elementos de seguridad pasiva que dificulten la entrada con fuerza a la vivienda, representando inversiones de bajo coste que no requieren de pagos periódicos, a diferencia de la contratación de compañías de seguridad privada que suponen algunos inconvenientes como son la necesidad de pagar periódicamente las cuotas de servicio, representando una inversión que nunca se acabará, y la facilidad con la que los expertos en robo desactivan sus alarmas y sistemas de sensores de movimientos. La seguridad que le ofrece una compañía privada de vigilancia puede ser útil como complemento para ganar en seguridad, pero en ningún caso debería ser la única medida a tomar.

En primer lugar, es absolutamente necesaria la cobertura de cualquier entrada a la vivienda. La carpintería, tanto si es de madera como de aluminio, tiene una muy baja resistencia a impactos, torsiones y palancas. Con un simple destornillador, una pata de cabra o una palanca metálica un ladrón puede hacer saltar por los aires los cierres de una ventana o puerta de carpintería de aluminio o madera. La cristalería es fácilmente superable empleando sencillos cortadores de punta de diamante, que cortan el cristal sin hacer ningún ruido y permiten atravesarlo para abrir sencillamente con la mano la ventana o puerta. Por lo tanto, resulta indispensable la instalación de rejas o ballestas en ventanas, balcones y puertas secundarias. La protección que le ofrecerán consiste en la imposibilidad de ser atravesadas, pues ahora para entrar por ese resquicio los delincuentes deberán usar material pesado como taladros y radiales, que pondrán en alerta a todo el vecindario por el tremendo ruido que hacen al cortar metal.

puerta y cerradura

Los chalets son objetivo preferente para ladrones, multiplicando por cinco los robos en pisos. Eso se debe al aislamiento y a las mayores dificulades de los vecinos por oir un ruido extraño y llamar a la policía, debido a la mayor distancia entre casas. Al instalar sistemas de seguridad pasiva, ganará en invulnerabilidad. Para intentar entrar a través de una reja o ballesta, los criminales deberán cortar uno por uno todos los barrotes que la integran, pues nuestras rejas y ballestas van integradas de tal forma que es necesario cortar todos los barrotes para poder atravesarlas. El estruendo que se forma al cortar barrotes metálicos con radial es tremendo, de forma que los vecinos se pondrán en alerta y llamarán a la policía al oir el duradero y rechinante sonido del cortar metal. Además, estéticamente las ballestas se integran absolutamente en las fachadas, pues pueden suministrarse lacadas en cualquier color para su integración visual. Al abrirse, las ballestas quedan plegadas en los laterales, plegándose 180º, de forma que se convierten en invisibles cuando usted esté ocupando la casa. Al disponer de rejas y ballestas, que podemos suministrarle e instalarle previa visita, asesoramiento y presupuesto sin compromiso llamando al teléfono 664 643 323, los cacos situarán su vivienda en un escalafón más bajo de su lista de viviendas donde entrar a robar, pues siempre eligen viviendas poco protegidas donde los robos puedan producirse armando el mínimo revuelo posible y sea más fácil entrar y salir rápidamente con su botín.

Instale ya sus rejas y ballestas de la mano de los mejores técnicos en seguridad, realizando una inversión de bajo coste y que no necesita de ningún mantenimiento, renovación ni pagos periódicos. Ponga su segunda residencia bajo un manto de seguridad llamando ya a los instaladores profesionales de rejas y ballestas en Barcelona, los Cerrajeros en Barcelona.

El método más empleado por los ladrones para acceder a las viviendas es la apertura de ventanas, que como ya hemos explicado son tremendamente endebles ante la fuerza de una palanca aunque sea tan simple como un destornillador. No obstante, la segunda técnica más utilizada es el forzar la cerradura, así que es evidente que la cobertura de la carpintería con rejas y ballestas no es el único refuerzo de seguridad que debe hacer en su casa para alejarla de los objetivos de ladrones y asaltantes.

Más del 30% de los robos en viviendas se producen a través de la puerta principal, a menudo empleando marcadores para saber cuando una vivienda es frecuentada por sus dueños o cuando no hay nadie en casa. Los marcadores son pequeños trozos doblados de papel o plástico que los cacos insertan en el marco de la puerta principal. Al abrirla, el marcador cae al suelo, así que lo que hacen los cacos es rondar las viviendas colocando marcadores, para volver pasado un período de tiempo (que puede ir de unas horas a unos días o semanas) y observar en qué viviendas se mantiene el marcador. Esas viviendas no son frecuentadas por sus dueños, así que los cacos entran en su interior sabiendo que no habrá nadie que pueda alertar a vecinos o policía. Aunque el método del marcador es antiguo, como todos hemos oído en España han proliferado las bandas profesionales de asalto a viviendas, a consecuencia de lo cual se ha multiplicado por dos el númerod e robos con agresión e intimidación violenta a sus propietarios, llegando a darse casos de muertos a manos de los asaltantes, como tristemente todos sabemos. Para evitar ser víctimas de una acción semejante, debemos asegurar nuestra puerta principal de entrada a la casa. Para fortificar ese punto de acceso estratégico al hogar hay tres elementos en los que necesariamente debemos invertir.

En primer lugar, es necesario contar con una puerta de la máxima robustez y con cerraduras resistentes a palancas, gatos hidráulicos y taladros. El tipo de puerta adecuado para proteger nuestro hogar es la famosa puerta acorazada. Se trata de puertas que disponen de una estructura acorazada, de acero de aleación, que forma un esqueleto inquebrantable. No se puede taladrar, pues la combinación de madera de la puerta con la estructura de metal resistente a la perforación con puntas para metal la convierten en un auténtico portón defensivo. Este tipo de puertas se instalan con cerraduras multipuntos, que anclan la puerta al marco de obra por diferentes lugares, así que palancas y gatos hidráulicos no harán saltar la cerradura por los aires, sino que lo único que conseguirán será armar tan revuelo que todos los vecinos se alertaran del incidente y llamarán rápidamente a las fuerzas de seguridad. Las puertas acorazadas se instalan con marcos antipalanca y cerraduras de la más alta seguridad, así que son la primera inversión que se debe realizar para fortificar la puerta de acceso principal.

En Cerrajeros en Barcelona somos especialistas en el asesoramiento, presupuesto sin compromiso e instalación de puertas acorazadas, disponiendo de un amplio catálogos de puertas tanto acorazadas como blindadas, con todo tipo de maderas y acabados para proporcionarle la máxima sensación de seguridad en su hogar. Las cerraduras seben ser modernas, con tecnología antirrobo y antibumping. Cambie su vieja cerradura por una nueva con alta tecnología de seguridad de las primeras marcas, como las que suministramos aquí. Cambiando la cerradura evitará tanto robos por métodos tradicionales, como la posible entrada furtiva de un antiguo propietario, inquilino o una expareja que mantenga secretamente una copia de las llaves, hecho que se produce constantemente y que causa no pocas sorpresas y dolores de cabeza.

Como decimos, es necesario cambiar la cerradura al entrar a vivir a un nuevo hogar, o al perder las llaves siendo víctimas de un atraco (si tienen nuestras llaves y nuestra dirección el asalto está prácticamente asegurado) o al extraviarlas en un lugar público desde dónde alguien nos haya podido seguir hasta la puerta de nuestra vivienda. A la hora de cambiar la cerradura, operación sencilla y rápida que nosotros realizamos a precio económico y con una destreza absoluta, se puede aprovechar para dotar la puerta de cerraduras multipunto, como comentábamos más arriba, para ganar en seguridad antipalanca. Además, existe hoy en día un tipo de llaves conocidas como llaves de propietario. Se trata de cerraduras que disponen de dos tipos de llave, las llaves de propietario y las de servicio. Las llaves de servicio solo accionan algunos resortes de la cerradura, mientras que las de propietario pueden abris y cerrar solo estos, o bien todos, imposibilitando a las llaves de servicio abrir o cerrar cuando el propietario así lo desea. Se trata de una opción atractiva si dispone usted de servicio doméstico o comparte alguna habitación, pues usted tendrá siempre en sus manos el control del acceso a la vivienda.

Una técnica que se está usando mucho para asaltar viviendas es la técnica del bumping, que si bien lleva años siendo utilizada por los cacos, ha vuelto a ponerse de moda con la llegada de las mafias del este. Se trata de una sencilla operación en la cual se introduce una llave maestra en el interior de la cerradura, con los dientes cortados al mínimo para asegurar su buen funcionamiento. Una vez introducida la llave, los cacos golpean ligeramente con un destornillador la cerradura para que los resortes vayan saltando, hasta que se produce su alineación sobre la llave, momento en el que es posible girarla y entrar sin hacer ruido.

El bumping se puede combatir instalando cerraduras antibumping, con tecnología antiimpactos que mantiene los resortes quietos en caso de ser golpeado el cuerpo de la cerradura. Si debe cambiarla y prefiere ganar en seguridad, nuestro consejo es que instale una cerradura antibumping para burlar esta frecuente técnica de asalto. Puede hacerlo llamando al número de teléfono de Cerrajeros en Barcelona, 664 643 323, y le informaremos de nuestros precios económicos. Como no nos cansamos de repetir, las soluciones que nosotros ofrecemos para blindar su hogar ante posibles asaltos son económicas y suponen una única intervención, sin mantenimientos ni pagos periódicos. Invierta ya en su seguridad y vuelva a dormir tranquilo, pues los criminales nunca descansan y cualquier día se puede usted llevar una sorpresa. Por un pequeño precio, se asegurará usted no ser víctima de los más clásicos y evitables sistemas de intrusión en su vivienda.

Otra opción para evitar ser robado en su propia casa es la sencilla instalación de una segunda cerradura de seguridad. Puede tratarse de una sencilla cerradura superpuesta, de fácil instalación, con sistema antipalanca. El objetivo fundamental de la instalación de una segunda cerradura de seguridad es claro: mostrar al exterior que la casa pertenece a un propietario precavido que no escatima en inversión para evitar robos. Al ver la segunda cerradura, los cacos eliminarán su vivienda de la lista de posibles objetivos, pues como es lógico es más sencillo entrar en una puerta protegida por una sola cerradura que en una por dos. Instale ya su segunda cerradura y gane en fortaleza. Otro consejo elemental es cerrar siempre la puerta con llave. Aunque sólo baje un momento a comprar el pan o vaya acasa de su vecino de enfrente, cierre siempre echando la vuelta con llave. Entrar en su vivienda con una tarjeta o radiografía es más fácil de lo que se imagina.

tecnica del bumping

Conocida como técnica "del resbalón", la inserción de una tarjeta de plástico duro o una simple fotografía entre el marco y la puerta, si esta no está cerrada con llave, hace que la puerta se abra instantáneamente sin hacer ningún ruido. Al empujar un poco la cerradura, ésta cede fácilmente y el caco puede entrar en su casa sin ser detectado. Así que el remedio es lógico: cierre siempre echando la vuelta con llave, o de lo contrario al volver a su casa se puede encontrar que en los minutos que ha pasado fuera le hayan robado el teléfono móvil, el ordenador portátil, joyas o dinero. Es un método bien sencillo, y aquí si que el equipo de Cerrajeros en Barcelona no podemos hacer nada más que aconsejarle humildemente desde nuestro blog.

En caso de que todo lo que hemos expuesto no fuera suficiente, significa que los ladrones tenían su casa marcada como objetivo prioritario por sospechar o conocer con certeza su atesoramiento de objetos de valor, dinero, joyas u otros. Si ellos conocen esto, o bien tienen indicios o les han dado un chivatazo, pueden marcar su casa como objetivo primario y empecinarse en vencer todas las medidas de seguridad adoptadas aun a riesgo de ser descubiertos, siendo capaces de invertir grandes cantidades de tiempo, recursos humanos y materiales para entrar hasta sus objetos preciosos. En ese caso, es necesario disponer de una caja de seguridad como último baluarte para resguardar sus pertenencias de valor. Una caja fuerte es el último recurso para que su dinero en efectivo, joyas, o documentos de valor, no sean sustraídos de su hogar. Una inversión pequeña puede marcar la diferencia entre mantener en su poder sus bienes más preciados o bien ser víctima de su robo. En Cerrajeros en Barcelona somos especialistas en cajas fuertes.

caja fuerte chimenea

Respecto a las cajas fuertes, son muchos los tipos diferentes que existen, debiendo escoger siempre la que mejor se adapte al uso que le vaya a dar. Con la llegada de las nuevas tecnologías se han incorporado en los últimos años los sistemas de cierre electrónico, que funcionan con combinaciones alfanúmericas que se pueden alargar hasta resultar imposible su apertura, mejorando sustancialmente la seguridad respecto a la clásica rueda manual de cierre. Hoy en día se pueden encontrar en el mercado cajas fuertes camufladas de prácticamente imposible detección, que pueden ir camufladas como enchufes, interfonos, interruptores... pasando absolutamente desapercibidas a los intrusos. Se trata de cajas fuertes empotradas en la pared cuya estructura queda absolutamente oculta, solo resaltando los elementos que sirven para su camuflaje como los indicados. Existen también cajas cilindricas, de pequeño tamaño, empotradas a la pared y de imposible detección por su superficie plana, que servirán para proteger sus objetos de valor ante cacos. Cerrajeros en Barcelona somos auténticos profesionales del asesoramiento, suministro e instalación de todo tipo de cajas de seguridad, así que le aconsejamos llamar ya a nuestros técnicos para ser asesorado gratuitamente acerca de la instalación de una caja fuerte de seguridad acorde con sus necesidades.

Si aplica usted todos los consejos que hemos enumerado para su vivienda, las posibilidades de ser víctima de uno de los tantos robos que se producen en el país se reducirán drásticamente. Tendrá muchas más probabilidades de no ser ni siquiera objeto de un intento de robo, pues al fortificar de ésta manera su vivienda los ladrones no la tomarán en cuenta como objetivo, y podrá mantener a salvo a su familia y sus objetos de valor, pudiendo disfrutar de la tranquilidad y la seguridad de su hogar. Recuerde, Cerrajeros en Barcelona está aquí para ayudarle en sus necesidades de seguridad en el hogar.