facebook icon twitter icon googleplus icon

Teléfono 24h: 664 643 323
Atendemos urgencias 24h

Pulse para llamar

La policía advierte del peligro del bumping

Desde hace unos meses los cuerpos de seguridad vienen advirtiendo del crecimiento del número de robos en viviendas de Barcelona utilizando la técnica conocida como bumping. En diferentes comunicados que han ido emitiendo últimamente, las diferentes policías que operan en nuestra ciudad han dado la voz de alarma respecto al incesante crecimiento en Barcelona de una técnica de apertura de cerraduras de bombín apodada "bumping", que está siendo muy utilizada por bandas itinerantes de delincuentes. Los grupos, que se desplazan constantemente para no ser nunca descubiertos, recorren preferentemente los barrios periféricos de la ciudad, así como los municipios del cinturón metropolitano, buscando viviendas cuyos propietarios no se encuentren en el interior. La mayor parte de los robos se producen entre las 10 de la mañana y las 2 de la tarde, horas en que los habitantes se suelen encontrar trabajando, estudiando o bien haciendo la compra. Los criminales se introducen en los portales y llaman a las viviendas para detectar cuales están vacías. Una vez detectada la vivienda vacía, utilizan la famosa técnica que les permite entrar sin dejar ninguna marca, hacer ruido ni romper la cerradura. El truco, que funciona únicamente con bombines y no con otras cerraduras, y que los propios cerrajeros utilizamos en algunos de nuestros servicios como profesionales cuando hay que ayudar a un vecino que no dispone de las llaves de su inmueble, es especialmente prolífico con determinados tipos de bombín de baja seguridad. Prácticamente todos los bombines comercializados en ferreterías y tiendas especializadas del país cumplen las normativas europeas de seguridad en cerrojos, si bien hay que tenr cuidado con los todo a 100 y los bazares de bajo coste, cuyos productos podrían no estar cumpliendo legalmente la normativa y hay que estar muy al tanto con eso pues nos jugamos la integridad de nuestra vivienda.

Si bien casi la totalidad de bombines que podemos encontrar en el mercado cumplen las normativas y los estándares europeos de seguridad, algunos de ellos son más efectivos que otros para evitar el bumping. Para elegir bien, es siempre conveniente dejarse asesorar por un cerrajero profesional, conocedor de los modelos y los secretos de las calidades de los diferentes bombines disponibles. Así, igual que para una puerta interior que no precise de seguridad extra puede instalarle un bombín barato, recomendamos encarecidamente la adquisición de un bombín de gama alta y máxima seguridad para la puerta de entrada principal a su vivienda, objetivo prioritario de las bandas criminales que practican el bumping.

cerradura anti bumping

Una vez los delincuentes han localizado el inmueble, emplean rápidamente la técnica y en cuestión de segundos pueden abrir la cerradura siendo prácticamente indetectables. El funcionamiento del método es elemental. Los cacos introducen en el bombín una llave del mismo tipo que la cerradura ante la que se hallan, de la misma marca y características. Puede ser una llave de dientes o de puntos, sirviéndoles la técnica para ambas y marcando únicamente la diferencia la calidad del bombín, como ya hemos explicado. La llave que introducen está modificada rebajando los dientes o puntos hasta el límite al que se desplazan los resortes que se hallan insertos en el interior del cerrojo. Si observa su llave, verá que hay diferentes dientes o puntos. El cerrojo dispone de varios resortes que son empujados por unos pequeños muelles, normalmente cinco o seis. Al introducir la llave, los resortes son desplazados por los dientes. Si la llave es correcta, quedan alineados permitiendo el giro de una de las dos esferas concéntricas que componen el cerrojo, con lo que se abre la cerradura. Con un sistema tan elemental, la forma de burlarlo es necesariamente igual de sencillo, como puede imaginar.

Con la llave modificada con los dientes o puntos al nivel mínimo, los criminales golpean la parte externa de la llave con un simple destornillador, un martillo de goma o un simple zapato, para hacer el mínimo ruido. Al golpear la llave, los resortes del interior del bombín saltan aleatoriamente. Al hacerlo varias veces mientras se presiona en el sentido del giro, se consigue la alineación aleatoria y solo por una pequeña fracción de segundo de los resortes interiores en la posición de alineación que permite el giro de la llave. En ese momento, al estar ejerciendo presión en el sentido del giro, la llave gira y la puerta se abre ante los cacos como por arte de magia. Ningún vecino detecta su operación, que como hemos visto no genera ruido ni escándalos de ningún tipo. Al entrar en la vivienda, los ladrones recogen rápidamente los objetos de valor como dinero y joyas escondidos en cajones, pequeños electrodomésticos de valor (teléfonos, portátiles, tablets...) y otros objetos que hallen que les puedan reportar beneficios económicos. Según la policía, el tiempo que pasan los criminales en el interior de los inmuebles se ha reducido sustancialmente en los últimos años, llegando a unos niveles de profesionalidad y de especialización extremos. Al entrar saben perfectamente dónde buscar y qué llevarse para obtener grandes botines sin ser detectados en su huída del inmueble. Entran a la vivienda y la abandonan rápidamente, sin ser detectados ni generar alarmas entre los vecinos, y abandonan la zona rápidamente para no ser detectados por los controles policiales. La policía informa que hay diferentes investigaciones en curso, y cada cierto tiempo se desmantelan estas bandas. No obstante, la gran cantidad de grupos en activo es alarmante, y no debemos dejar de revisar el estado de nuestros bombines ni de atender la seguridad de nuestra casa.